Mis redes sociales

31 de mayo de 2016

Toc Toc, se puede??


¡Tenía unas ganas de llamar a la puerta del Ratoncito Pérez!!!!!!!!


El Ratoncito Pérez es un personaje de leyenda popular que cuenta que cuando a un niño se le cae un diente y lo pone bajo la almohada, mientras duerme, este ratón se lo cambia por un regalo. 


Vi el kit en internet hace tiempo y me enamoré ¡desde el minuto cero!! Así que en cuanto lo tuve cerca... lo compré.

  


Y en esto lo convertí después de un par de tardes, un pelín de imaginación, algo de pintura, barniz y cera.




No he pegado la silueta del ratón a la trasera porque quien se lo va a llevar, quiere que los chiquillos a los que se lo va la regalar, puedan jugar con el ratoncito. Y por ese motivo, lo pinté también por detrás. 


 


Ufff, lo peor fue hacer el saquito para poner el diente y que se lo lleve el Ratontito Pérez... esto de coser....







Os dejo el texto que narra la leyenda del Ratoncito Pérez. 
(exprimehistorias.wordpress.com)

El Ratoncito Pérez es un personaje de leyenda popular. Cuando a un niño se le cae un diente lo pone bajo la almohada y mientras duerme este ratón se lo cambia por un regalo. Esta figura se creó a finales del siglo XIX, (1894) y su autor es el padre Luis Coloma Roldán, escritor, periodista, sacerdote y miembro destacado de la Compañía de Jesús y miembro de la Real Academia de la Lengua Española desde 1908. 

En Palacio le pidieron que escribiera un cuento para el Rey Alfonso XIII, que entonces tenía 8 años, porque se le había caído un diente. El niño, que nació cuando su padre ya había muerto, (hijo póstumo y el rey mas joven de la historia) era un niño un poco miedoso. Su madre la Reina María Cristina era la Regente hasta su mayoría de edad y le llamaba cariñosamente Bubi. Al padre Luis se le ocurrió la historia protagonizada por el rey Bubi. En este cuento se narra el maravilloso viaje que realiza el pequeño Bubi convertido en ratón de la mano del Ratón Pérez  para que conociese como vivían sus pequeños súbditos, algunos muy pobres como el niño Gilito. Bubi aprendió valores como la valentía, el cuidado de sus súbditos y la generosidad.

La primera edición de este cuento fue en 1902 y se reeditó en 1911. Su manuscrito se conserva desde 1894, en la biblioteca del Palacio Real. En la Biblioteca Nacional hay una edición de 1950 publicada en Wisconsin en Estados Unidos. Este ratón era pequeño, con sombrero de paja, lentes de oro, zapatos de lienzo y una cartera roja, terciada a la espalda.

Este cuento permitió fijar la tradición de regalar una moneda (de oro en el cuento) a cambio del diente que se dejaba bajo la almohada, no solo en España, sino también en la mayor parte de Hispanoamérica. Desde esos tiempos el personaje se ha enriquecido con gran cantidad de relatos, cuentos y dibujos, ideados por los mas diversos artistas y escritores, que lo han recreado y han hecho aumentar la magia y la ilusión de los pequeños. A los mayores también nos hace ilusión por el lado que nos toca.




Tiene una casa Museo en la calle Arenal numero 8.

En 2003 se rindió un homenaje al Ratón Pérez por parte del ayuntamiento de Madrid, con una placa conmemorativa instalada en el lugar donde indica el cuento que vivía el ratón: 

Aquí vivía, en una caja de galletas en la Confitería prast, en el número 8 de la calle Arenal de Madrid, Ratón Pérez según el cuento que el Padre Coloma escribió para el niño Rey Alfonso XIII.






¡Espero que os haya gustado!!


BESITOSSSSSSSS







18 comentarios:

  1. Es una pasada de bonito Coral, tan dulce que a cualquier niño le encantaría, un beso
    Tauro

    ResponderEliminar
  2. Hola Coral es una preciosidd, no me extraña que te enamoraras desde el minuto 0, es que es una ricura,
    Un besazo preciosa.

    ResponderEliminar
  3. Es una monada! Le encantará Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya os diré. Es para dos chiquitines que viven en Valencia.
      Un besito!

      Eliminar
  4. Es precioso el Ratoncito Pérez, nos lleva a nuestros tiempos de niñez.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ya te lo comenté, me hubiera encantando que existieran estas puertecitas tan lindas cuando mis hijos eran pequeñitos. Me parecen preciosas, y más si pasan por tus manos.
    Qué manitas tienes, querida Coral. Un beso muy fuerte guapísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ea!! Gracias guapísima!! Qué bonito esto que dices!
      Un besito, Isabel!

      Eliminar
  6. Te ha quedado precioso!!! Ya sabes que me encantó cuando lo vi en el mensaje de la QDD, tanto que ya he conseguido uno y lo haré yo también para mi sobrina!!! Me encanta!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paqui!!
      Pues en cuanto lo termines.... al blog que seguro que lo bordas!!
      Un besito!!

      Eliminar
  7. Me encanta como te ha quedado la puerta simulando unas tablas, y el ratoncito muy bonito, seguro que disfrutan jugando con él! Preciosa la decoración que has realizado!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cristina!!Me alegra mucho que te guste!
      Un besito

      Eliminar
  8. Qué ilusión esperando al ratoncito Pérez...y con esta puertecita tan preciosa se va a poner muy contento y a dejarle muchas monedas ;-)
    Un beso ¡¡estás hecha una artista!!

    ResponderEliminar
  9. JaJaJa!! Gracias Esther!
    Un besito muy grande!

    ResponderEliminar
  10. Imposible verlo y no comprarlo, en un amor total, y tú lo has dejado más adorable todavía, qué cosa tierna y bonita por Dios! :)
    Me ha encantado conocer la leyenda del Ratoncito, la desconocía totalmente, incluso la placa que hay en Madrid.
    Buen finde, un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Anna!! La placa está en la calle Arenal, muy cerquita de La Puerta del Sol.
      Un besito

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...