Mis redes sociales

10 de abril de 2015

La cama de Greta y Boris

Llevaba ya muchos días sin publicar nada pero es que he estado un poco liada.

Hoy os traigo un encargo que me hizo una compañera. Quería "esconder" un poco la cama de sus gatos y me trajo una foto de lo que quería: una estructura de madera que albergara la cama que ellos ya tienen desde hace tiempo.


Para hacer esa estructura me trajo estos palés. Lo ideal hubiera sido disponer de una caja de almacenamiento de frutas, por ejemplo, como las que se encuentran por ahí, y partiendo de ella ir quitando las maderas que no interesaban, porque aunque también la madera de esas cajas suelen ser algo rudas, están más trabajadas que la madera de palé. 

Nunca había hecho nada con esta madera por eso nunca se me ocurrió "preocuparme" por lo revirada y dura que es. La de lijas que dejé por el camino suavizando la superficie de esos nudos y los cantos de las tablas! Y los clavos... los clavos ¡no había forma de sacarlos!!





El caso es que poco a poco fui dándole forma.









Introduje mucho los clavos y tornillos en las tablas y así poder tapar los agujeros con pasta de madera para que quedara toda la superficie lisa y le dí una mano de imprimación al agua. Siempre... CASI siempre trabajo con pinturas o imprimaciones al agua. Son más ecológicas y más limpias.





Dejé secar bien toda la imprimación un par de días par de días y pinté toda la camita con dos manos de un gris oscuro.




Cuando estaba bien seco le dí unas pinceladas con una cera líquida que compré hace poco y que me gusta mucho. Ahí donde queda cera la pintura no "agarrará" y a la hora de desgastar el trabajo será algo menos costoso.

Hasta que la compré hacía esto mismo frotando la superficie con una vela blanca por donde quieres que se vea el color del fondo. Así que si no queréis gastar los cuartos... Bien es cierto que la cera la uso también para casi todos los acabados, así que seguro que queda amortizada enseguida!


Aún con la cera algo húmeda le dí una mano de gris mucho más claro y cuando se secó desgasté la pintura con una lanilla de acero muy fina..

Una capa de barniz para protegerla, cera para que el acabado sea muy suave (y porque me encanta el olor al encerar) y a frotar hasta sacarle brillito.


Pues ahora, después de todo este "testamento" las fotos del trabajo terminado.


Ah!! Me olvidaba: Para que los gatitos sepan que es para ellos, les escribí sus nombres y les dí un poquito de relieve sobre escribiendo encima de las letras con un palillito con Alkyl (dos veces)

Es un trabajito de chinos (políticamente incorrecta... la expresión!)  pero queda más bonito que los nombres tengan otra textura.



El día que lo acabé con una manta que encontré por casa...









Y ya en su casa con su camita de siempre...








Ahora solo hace falta que les guste y que la usen.





Ya me irá contando mi compañera como les va!!







Para todos los que hayáis llegado hasta aquí, después de esta laaaaaaarga entrada:

UN BESITO MUY GRANDE!!


Coral




1 comentario:

  1. Me encanta y tú paso a paso es muy bueno. Lastima que mi Dana o entre . Es demasiado grande. Un beso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...