Featured Slider

Una fiesta cualquiera... con tablas de madera

Holaaaaaaa

¿Estamos bien???

Ha pasado un rato largo desde que no publicaba.

En estas próximas entradas voy enseñaros unas cosillas que he estado haciendo para una celebración que hemos tenido.

Voy a empezar por enseñaros como se pueden aprovechar las tablas de madera de un viejo y destartalado palet.  

A mí me gusta mucho esta madera porque aunque es ruda y áspera con un poco de mimo y cuidado puedes convertirlas en piezas extraordinarias. 



En su día hice esta cama para dos gatitos.

Y estos percheros para colgar la correa de tu compi de cuatro patas.



Y estos carteles con mensajes.

Y estos sencillos arbolitos de navidad.



También me gusta aprovechar los tacos que sirven para unir los tableros de madera.
En una ocasión hice unos portavelas muy muy cuquis.

Si lo he hecho bien, pulsando sobre cada imagen podéis ir al enlace del trabajo. 
Si no lo he hecho bien.... podéis usar el buscador para encontrarlos 😉 o bien pulsar aquíaquí, aquí y aquí.


Bueno, vamos a lo que nos interesa hoy.


Como os he dicho al principio, hace unos días celebramos una bonita fiesta llena de gente joven y divertida. 


Y para ese día hice algunas cosillas que iré enseñándoos.

Hoy lo que voy a mostraros son unos centros de mesa que hice con las tablas de madera de un par de palets.


El trabajo, básicamente ha consistido en desmontar el palet, lijar las tablas, unirlas con cola de carpintero extra fuerte, pintar o teñir, desgastar y barnizar.



Esta vez el acabado no es a la cera porque han sido realizados para que la floristería los usara como base de su decoración de las mesas.
Aquí todas amontonadas aún sin pintar ni teñir, con su madera al natural.



Hice tres modelos diferentes. 

Unos teñidos

Otros pintados
 

Y a todos les puse unas asas de cuerda. 


Para hacer las fotos, para recordar el trabajo, usé lo que tenía por el jardín este otoño, cuando lo terminé.







Para la tarde de la celebración fue Floristería Fiuncho la encargada de decorarlos. Los chicos pideron que no hubiera flor cortada en esta decoración. Y el resultado fue tan tan tan bonito y tan natural que fueron los centros de mesa perfectos para una fiesta en la que la naturalidad y los detalles bonitos fueron la tónica general de la tarde-noche. 

Mirad qué bonitos que estaban y... están!!











¡ Gracias María Dolores !


Éstos fueron otros centros que hice (y decoró Fiuncho) aprovechando las rodajas del árbol del que os hablé la última vez (aquí). También eran espectaculares y super naturales.








 Y buenoooooooo, pues con todas estas tablas reconvertidas en centros de mesa y en un cartel para "una fiesta cualquiera", me voy a participar en el reto de Anna. (diydetodounpoco.com)

En diciembre la ganadora del reto del "Aprendiendo de todo un poco" fué Tere del blog ByTerenya y escogió el tema "Con tablas de madera" para esta nueva edición, así que estos trabajos se adaptan al tema... que ni hechos a propósito. 

Nada más por hoy. 

Gracias por estar ahí.
Os mando un besito muuuuy grande.


Gracias, muchas gracias por dejarme, aquí abajo, tu comentario.


Otra vida para mi Gleditsia

Holaaaa!!

¿Cómo estamos?

¿Yo? Feliz y encantada de enseñaros un trabajillo que regalé a JIMENA, la "ya no tan pequeñina" de Tia Keko, que me quiere mucho. 

Además, me viene de lujo para participar en el nuevo reto de mi gran amiga Anna, dueña y señora de Diy todo un poco

Las ganadoras del reto del mes pasado fueron María Inés y María, del blog Decosurvintage y eligieron tema para esta edición: "Decoraciones otoñales"

Pues aquí está mi  aportación al reto:
unas rodajas de madera con dos caras



La historia comienza cuando mi super bonita Gleditsia o Acacia de tres espinas, que es ese árbol que veis al fondo, muere. 

Llevaba un par de años algo mustia y apenas le brotaban hojas. El año pasado ya no tuvo ninguna. 

El agua que cayó aquí y los vendavales acabaron por tumbarla y hubo que talarla. 

Yo, que por entonces andaba pachucha, me dije: "deberíamos tener una segunda oportunidad las dos, jeje" y decidí que darle una segunda vida, sería perfecto. Así que busqué inspiración y... me puse manos a la obra. 

Pedí ayuda para que me hicieran rodajas de los mejores tramos de su tronco.



Y las ramas más finas las serré yo, para hacer a estas niñas que tanto quiero y que tanto me han apoyado este último año, estas rodajitas lleeeeeeeenas de corazón!! 


Desde aquí, otra vez: ¡GRACIAS!



Bueno, ¡vamos a lo nuestro!!


Después de ir a buscar los troncos convertidos en rodajas seleccioné los más redonditos y los que darían mejor forma a mi trabajo.


Pinté las rodajas por las dos caras de una forma distinta. 

Para unirlas entre sí con firmeza les hice un agujero con una broca por el que introducir una varilla de madera. 

En este caso he utilizado trozos de esos palillos que te dan en los restaurantes japoneses para comer y que no hay manera de comer con ellos. Pues yo pido amablemente un tenedor y los palitos los uso para mis cosillas.

Uní las rodajas con la varilla y cola blanca...


 ... y dí forma al trabajo...



POR DELANTE                     Y                  POR DETRÁS
                                     CALABAZAS                                    MUÑECO DE NIEVE

     

 Luego sólo tuve que entretenerme decorándolo.

      

Barnicé las hojas más bonitas que habían caído esos días pensando que así las protegería de deshacerse pero dudo mucho que no se sequen y se hagan polvo. Así que será Jimena la que tenga que redecorar el año que viene la cara de las calabazas. 

Sin embargo cuando llegue el invierno y le dé la vuelta tendrá, un muñeco de nieve para decorar su dormitorio. Los botones son botones de verdad. La bufanda está hecha con papel "pinocho" los ojillos y la boca están pintados y la nariz es la punta de uno de esos palillos introducida en la rodaja. Para que quede firme hice un agujero en la rodaja con una broquita de mi multiherramienta e introduje el palito pintado de naranja, pegándolo con cola blanca.

Aquí os enseño las dos caras terminadas.

¿Cuál os gusta más??

¿las CALABAZAS del OTOÑO con esas hojas tan propias de la estación...




 o el MUÑECO DE NIEVE del INVIERNO abrigadito con su bufanda roja y su zanahoria naranja?


Pues con esa pregunta os dejo. 



Me voy corriendo a disfrutar con los trabajos que mis colegas y amigas han hecho para esta nueva edición de Aprendiendo de todo un poco.


Gracias por estar ahí.
Os mando un besito muuuuy grande.






Caja para hilos de bordar

¡Hola!!

¿Os ha pasado alguna vez que pensáis en alguna persona y de pronto esa persona os pone un mensajito? ¿O es mismo día os la encontráis después de algún tiempo sin verla? ¿O dice o hace algo que os hace pensar "tendré alguna conexión paranormal con ella"? A mí me pasa con unas pocas personas... con "relativa" frecuencia.

Pues cuando he visto el Aprendiendo de todo un poco de Anna Llansa de este mes, me ha ocurrido esto mismo. Como me parece una niña completamente adorable, será un placer tener conexiones "paranormales" con ella, 😂

Mirad con el trabajo que voy a participar en su reto y el que ella presenta...


Caja para hilos de bordar


Caja para hilos de bordar


Caja para hilos de bordarEl hallazgo en sí no es la caja de vino, sino este pequeño envase de cartón en el que venían unos tomatitos en rama.

Cuando lo ví, enseguida me di cuenta que tenía el tamaño perfecto para que cupieran los cartoncitos de los hilos de bordar que tenía mi mami en una caja. 

Mi madre dejó un montón de hilos de bordar a punto de cruz. Los guardaba en varias cajitas, imagino que separados por labores. Y tenía mogollón de cartoncitos sin usar. Así que pensé que había llegado el momento de colocarlos como Dios manda. Fui enrollando los hilos en los cartoncitos, pacientemente, mientras ponía en marcha el trabajo que os enseño.

Caja para hilos de bordarDesmonté el envase de cartón y lo forré con este papel de florecitas que me encanta y que ya tenía ganas de darle salida.

Caja para hilos de bordar






Envejecí con tinta, de las que se usan en Scrap, los bordes del envase y volví a montarlo.



Este es el resultado.

Caja para hilos de bordar

Puse los cartontillos con sus hilos y... ¡perfecto!!! como anillo al dedo.

Caja para hilos de bordar



Ahora, como había que darles cobijo en alguna parte, pues me pareció buena idea hacerlo en una de las mil y una cajas de vino que voy acumulando para "por si acaso". Nunca tengo suficiente, así que si os sobran... ya me decís donde os las regojo, 😃

Elegí una que era para tres botellas (os doy el dato para que os hagáis la idea del tamaño),

Primero rellené con pasta de madera las letras de la marca. Vienen muy marcadas y si no las rellenamos, al pintar siempre se dejarán ver las letras o el logotipo de la marca del vino.  Cuando se secó bien la pasta, lijé bien hasta dejarla suavecita.

Después la pinté con pintura acrílica de color rosa muuuuuy clarito. La lijé bien para volver a suavizarla. Y sobre ese rosa clarito, pasé una vela por las zonas donde querré desgastar con facilidad.

Después apliqué una mano del rosa que veis y desgasté hasta dejarla a mi gusto. Normalmente yo suelo desgastar sutilmente porque no me gustan los grandes desgastes. Suelo incidir en las aristas, en los bordes... básicamente, por donde se desgastaría con el uso normal. 

Mientras los pasos de pintura iban secándose coloqué el papel en la tapa de la caja. 

¡Eyyyy, un truquillo!!!

Cuando hagáis esto debéis tener en cuenta que, antes de colocar el papel, hay que incidir con la lija en los laterales de la tapa para rebajar su grosor. Debemos lograr que cuando coloquemos el papel, no aumente mucho su grosor para que la tapa, ya decorada, pueda seguir entrando en las ranuras de la caja. Si no lo hacemos, no cabrá o no se deslizará fácilmente para abrir y cerrar. 

Yo, además de incidir con la lija en los bordes de la tapa, también lijo mucho las ranuras de la caja y así me aseguro que la tapa, ya decorada, abra y cierre sin dificultad. 

Cuando todo quedó a mi gusto, le coloqué unas flores que recorté del pliego de papel y barnicé con barniz al agua satinado, toda la superficie.

¡Ahhhhh!  Además, teñí con el rosa de la caja el asa de cuerda que traía.


Y así ha quedado:

Caja para hilos de bordar

Caja para hilos de bordar


Caja para hilos de bordar



Espero que os guste... a mi mami le hubiera gustado, ¡seguro!


Y también espero que vayáis corriendo a ver las propuestas que mis compis habrán dejado en casa de Anna.

Si quieres participar en su reto puedes enlazar tu propuesta en su blog hasta las 00.00 de hoy lunes 16 de julio. Mañana, martes 17, a partir de las 00.05 puedes votar por los tres trabajos que más te gusten hasta las 23.55. Y el miércoles 18, Anna comunicará la ganadora por votos, su propuesta para septiembre, y la ganadora por sorteo de un pequeño kit de material.


En la última edición de su reto yo fui la ganadora por sorteo del kit de material.

Y me llegaron a casa todas estas cosas tan bonitaaaaaas.

¡Estoy contentísima!!!!!

¡Gracias Anna!!



Nada más por hoy. 

Gracias por estar ahí.
Os mando un besito muuuuy grande.